Cómo tratar la amigdalitis en casa: remedios naturales

Publicado en: , Actualizado en:
la amigdalitis
En este artículo encontrarás

La amigdalitis es una afección que se caracteriza por la inflamación de las amígdalas, que son dos tejidos linfoides ovalados situados en la parte posterior de la garganta. Suele estar causada por infecciones víricas o bacterianas. La amigdalitis es más frecuente en los niños, pero puede ocurrir en personas de todas las edades.

Síntomas

Los síntomas de la amigdalitis pueden variar en función de la causa subyacente y la gravedad de la infección. Los síntomas más comunes de la amigdalitis son los siguientes:

  • Dolor de garganta: La amigdalitis suele causar un dolor de garganta intenso y persistente que puede hacer que tragar sea doloroso y molesto.
  • Amígdalas rojas e hinchadas: Las amígdalas pueden aparecer rojas, hinchadas e inflamadas. En algunos casos, pueden tener manchas blancas o amarillas o puntos llenos de pus.
  • Dificultad para tragar: La inflamación e hinchazón de las amígdalas puede hacer que tragar sea difícil y doloroso.
  • Piedras tonsilares: Algunas personas pueden desarrollar pequeñas formaciones calcificadas blancas o amarillentas llamadas piedras tonsilares en las grietas de las amígdalas.
  • Mal aliento: La amigdalitis puede causar mal aliento debido a la presencia de bacterias y la acumulación de restos en las amígdalas afectadas.
  • Fiebre: La fiebre baja o alta es un síntoma común de la amigdalitis, especialmente si está causada por una infección bacteriana.
  • Dolor de cabeza y dolor de oídos: La amigdalitis puede causar a veces dolor de cabeza, dolor de oídos o una sensación de presión en los oídos.
  • Ganglios linfáticos inflamados: Los ganglios linfáticos del cuello pueden hincharse y volverse sensibles.
  • Fatiga: La amigdalitis puede causar fatiga y malestar general, dificultando la realización de las actividades diarias.
  • Voz ronca: En algunos casos, la amigdalitis puede provocar una voz ronca o apagada.

Tratamientos

El tratamiento para la amigdalitis depende de la causa y la gravedad de la infección. A continuación, se presentan algunas opciones de tratamiento comunes:

Antibióticos

Si la amigdalitis está causada por una infección bacteriana, como el estreptococo (faringitis estreptocócica), pueden prescribirse antibióticos. Es esencial completar el ciclo completo de antibióticos según lo prescrito por el profesional de la salud, incluso si los síntomas mejoran, para garantizar la erradicación completa de la infección.

Pastillas o aerosoles para la garganta

Las pastillas o aerosoles para la garganta de venta libre que contienen ingredientes como la benzocaína o el mentol pueden aliviar temporalmente el dolor y las molestias de garganta.

Analgésicos

Los analgésicos de venta libre, como el acetaminofeno o el ibuprofeno, pueden ayudar a reducir el dolor, la fiebre y la inflamación asociados a la amigdalitis. Siga la dosis recomendada y consulte a un profesional de la salud si es necesario, especialmente en el caso de los niños.

Uso de un humidificador o inhalación de vapor

Añadir humedad al aire puede ayudar a calmar la garganta y reducir las molestias. Utilice un humidificador en su habitación o inhale vapor inclinándose sobre un cuenco de agua caliente o tomando una ducha caliente.

Intervención quirúrgica

En casos recurrentes o graves de amigdalitis, en los que otros tratamientos conservadores fracasan, puede considerarse una amigdalectomía (extirpación quirúrgica de las amígdalas). Esta decisión suele ser tomada por un especialista en oído, nariz y garganta (otorrinolaringólogo) en función del estado del individuo.

Tratamiento en casa – Remedios Naturales

Los tratamientos caseros pueden ayudar a aliviar los síntomas y promover el confort durante el proceso de recuperación. Aquí hay algunos remedios caseros que pueden proporcionar alivio:

Hacer gárgaras con agua salada tibia

Hacer gárgaras con agua salada tibia puede ayudar a aliviar los síntomas de la amigdalitis proporcionando un alivio temporal y promoviendo la curación de la garganta. Así es como funciona:

Reduce la hinchazón: La amigdalitis suele causar inflamación e hinchazón de las amígdalas y los tejidos circundantes. Hacer gárgaras con agua salada tibia puede ayudar a reducir esta hinchazón extrayendo el exceso de líquido de la garganta. El agua tibia también proporciona un alivio calmante.

Alivia el dolor: La sal tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias naturales. Hacer gárgaras con agua salada tibia puede ayudar a aliviar el dolor y las molestias asociadas a la amigdalitis. El agua salada también puede ayudar a reducir la irritación y el rasguño en la garganta.

Elimina la mucosidad y las bacterias: La amigdalitis suele estar causada por infecciones víricas o bacterianas. Hacer gárgaras con agua salada puede ayudar a eliminar la mucosidad, los residuos y las bacterias de la garganta, proporcionando un alivio temporal y ayudando al proceso de curación.

Para hacer gárgaras con agua salada tibia, mezcle 1/2 cucharadita de sal en un vaso de agua tibia. Haga gárgaras con la solución durante 30 segundos, varias veces al día.

Beber líquidos tibios

Beber líquidos tibios puede ayudar a aliviar los síntomas de la amigdalitis de varias maneras:

Efecto calmante: Los líquidos tibios pueden proporcionar un alivio calmante a las amígdalas inflamadas e irritadas. El calor ayuda a reducir el malestar y aliviar el dolor asociado a la amigdalitis.

Hidratación: Mantenerse bien hidratado es crucial cuando se trata de la amigdalitis, ya que ayuda a mantener la garganta húmeda y reduce el riesgo de deshidratación. Los líquidos tibios pueden favorecer la hidratación al hacer que sea más fácil y agradable beber.

Aflojar la mucosidad: Los líquidos tibios, como el agua tibia, las tisanas o los caldos, pueden tener un efecto hidratante en la garganta, ayudando a aflojar la mucosidad y la flema, facilitando su expulsión y la limpieza de la garganta.

Confort y relajación: Beber líquidos tibios como tisanas o agua tibia puede crear una sensación de confort y relajación, lo que puede ayudar a aliviar el estrés y promover el bienestar general.

Es importante tener en cuenta que los líquidos tibios por sí solos no pueden curar la amigdalitis, pero pueden proporcionar un alivio temporal de los síntomas.

Mantenerse hidratado

Mantenerse hidratado puede ayudar a aliviar la amigdalitis proporcionando un alivio calmante, promoviendo la curación y previniendo la deshidratación. Así es como la hidratación puede ayudar:

Alivia los síntomas: El dolor de garganta es un síntoma común de la amigdalitis. Beber líquidos, especialmente líquidos tibios como tisanas o agua tibia con miel, puede proporcionar un alivio temporal a la garganta, reduciendo el malestar y aliviando la irritación.

Mantiene la garganta húmeda: Beber mucho líquido ayuda a mantener la garganta húmeda, evitando la sequedad que puede empeorar los síntomas de la amigdalitis. Beber agua o bebidas sin cafeína a lo largo del día puede ayudar a aliviar la sequedad.

Elimina las toxinas y las bacterias: Una hidratación adecuada favorece los procesos de desintoxicación natural del cuerpo. Beber agua y otros líquidos puede ayudar a eliminar las toxinas y las bacterias de la garganta, lo que promueve una recuperación más rápida de la amigdalitis.

Apoya la función inmunitaria: Mantenerse hidratado es esencial para mantener un sistema inmunitario sano. Beber suficientes líquidos ayuda a apoyar la respuesta inmunitaria del cuerpo, ayudando a combatir infecciones como la amigdalitis.

Previene la deshidratación: La amigdalitis puede causar dificultad para tragar, lo que puede provocar una menor ingesta de líquidos y un mayor riesgo de deshidratación. Es importante mantenerse hidratado para prevenir complicaciones asociadas a la deshidratación, como fatiga, mareos y dificultad para recuperarse de la enfermedad.

Se recomienda beber mucha agua y otros líquidos a lo largo del día, especialmente líquidos tibios que pueden ayudar a calmar la garganta.

Miel

La miel se utiliza a menudo como remedio natural para ayudar a aliviar los síntomas asociados a la amigdalitis, aunque no cura la infección subyacente. A continuación, se presentan algunas formas en que la miel puede proporcionar alivio:

Alivio del dolor de garganta: La amigdalitis suele causar dolor de garganta, y la miel puede ayudar a aliviar el malestar. Su consistencia viscosa puede proporcionar una capa calmante en la garganta, aliviando temporalmente el dolor y reduciendo la irritación.

Propiedades antibacterianas: La miel tiene propiedades antibacterianas naturales, que pueden ayudar a inhibir el crecimiento de ciertas bacterias que causan la amigdalitis. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la miel por sí sola no puede tratar la infección; puede ser necesario un tratamiento médico.

Supresión de la tos: La amigdalitis puede causar una tos persistente. Se ha descubierto que la miel es un supresor de la tos eficaz, especialmente en niños mayores de un año, proporcionando un alivio temporal y ayudando a dormir bien.

Es importante señalar que la miel no sustituye la atención médica profesional. Si tiene síntomas de amigdalitis, consulte a su médico para obtener un diagnóstico y un plan de tratamiento adecuados.

Compresas calientes

Las compresas tibias pueden proporcionar alivio de los síntomas de la amigdalitis de las siguientes maneras:

Alivio del dolor: La amigdalitis puede causar dolor de garganta y molestias. Aplicar una compresa tibia en la garganta puede ayudar a aliviar el dolor aumentando el flujo sanguíneo y relajando los músculos de la zona.

Reducción de la inflamación: La amigdalitis suele causar inflamación de las amígdalas. El calor de una compresa puede ayudar a reducir la inflamación favoreciendo la circulación y mejorando el drenaje linfático de la zona.

Aflojamiento de la mucosidad y la flema: La amigdalitis puede ir acompañada de una producción excesiva de moco y congestión de la garganta. El calor de una compresa tibia puede ayudar a aflojar la mucosidad y la flema, facilitando su expulsión y proporcionando alivio de la congestión.

Calmantes para el dolor de garganta: El calor puede tener un efecto calmante en el dolor de garganta causado por la amigdalitis. Puede ayudar a aliviar el malestar y la irritación asociados a esta afección.

Para utilizar una compresa tibia para aliviar la amigdalitis, siga estos pasos:

  • Tome un paño o toalla limpia y mójelo en agua tibia (no caliente).
  • Escurra el exceso de agua para evitar que gotee.
  • Coloque la compresa tibia suavemente en la garganta, asegurándose de que cubra la zona afectada.
  • Deje la compresa puesta durante unos 10-15 minutos.
  • Repita el proceso varias veces al día, según sea necesario, para obtener alivio.

Conclusión

La amigdalitis es una afección común que se caracteriza por la inflamación e infección de las amígdalas. Puede ser causada por virus o bacterias y suele provocar síntomas como dolor de garganta, dificultad para tragar, fiebre y ganglios linfáticos inflamados.

El tratamiento para la amigdalitis puede variar según la causa subyacente y la gravedad de los síntomas. La amigdalitis viral suele resolverse por sí sola con cuidados paliativos, como reposo, hidratación y analgésicos de venta libre. La amigdalitis bacteriana, especialmente la causada por la bacteria estreptococo, suele tratarse con antibióticos para prevenir complicaciones como la fiebre reumática.

Además, los remedios caseros como hacer gárgaras con agua salada tibia, tomar pastillas para la garganta y mantenerse hidratado pueden ayudar a aliviar los síntomas y proporcionar alivio. Es importante descansar y evitar el contacto con otras personas para prevenir la propagación de la infección.

En algunos casos de amigdalitis recurrente o crónica, un profesional sanitario puede recomendar una amigdalectomía (extirpación quirúrgica de las amígdalas) como solución a largo plazo. Esta decisión suele basarse en varios factores, como la frecuencia y la gravedad de las infecciones y el impacto en la calidad de vida general.

Preguntas Frecuentes

¿Qué es la amigdalitis?

La amigdalitis es la inflamación o infección de las amígdalas, que son dos masas de tejido ubicadas en la parte posterior de la garganta.

¿Qué causa la amigdalitis?

La amigdalitis es causada más comúnmente por virus, como el virus del resfriado común, o bacterias, como los estreptococos.

¿Cuáles son los síntomas de la amigdalitis?

Los síntomas comunes de la amigdalitis incluyen dolor de garganta, dificultad para tragar, inflamación de las amígdalas, fiebre y sensibilidad en los ganglios linfáticos del cuello.

¿Cómo se diagnostica la amigdalitis?

La amigdalitis se puede diagnosticar mediante un examen físico, una evaluación del historial médico y, en algunos casos, un cultivo de frotis de garganta o análisis de sangre.

¿Cómo se trata la amigdalitis?

El tratamiento de la amigdalitis depende de la causa. La amigdalitis viral generalmente se resuelve por sí sola con reposo y remedios caseros, mientras que la amigdalitis bacteriana puede requerir antibióticos.

¿Se puede prevenir la amigdalitis?

Lavarse las manos con regularidad y evitar el contacto cercano con personas infectadas puede ayudar a prevenir la propagación de la amigdalitis. También es beneficioso fortalecer el sistema inmunológico mediante un estilo de vida saludable.

¿Cuándo debo consultar a un médico por amigdalitis?

Es recomendable consultar a un médico si los síntomas empeoran, persiste el dolor intenso de garganta, se presenta dificultad para respirar o tragar, o si se desarrolla fiebre e inflamación de los ganglios linfáticos.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Síguenos en Google Noticias

Artículos relacionados

Echinacea: ¿Para qué se usa? l Salud Verde

Echinacea: ¿Para qué se usa?

Tomar Echinacea, comúnmente conocida como flor cónica de equinácea, es un remedio herbal popular utilizado por varios beneficios para la salud, particularmente para fortalecer el sistema inmunológico y combatir los …

Leer el artículo icon left
Ginkgo Biloba: ¿Cuál es la forma más eficaz de tomarlo?

¿Cuál es la forma más eficaz de tomar ginkgo biloba?

¿Tienes curiosidad por desbloquear todo el potencial del Ginkgo Biloba? Este extracto de árbol milenario, conocido por sus impresionantes beneficios para la salud, se ha convertido en un básico en …

Leer el artículo icon left
¿La equinácea realmente funciona contra los resfriados?

¿La equinácea realmente funciona contra los resfriados?

Cuando empiezan los estornudos y aparece el dolor de garganta, muchas personas recurren a la equinácea como un remedio natural. Pero, ¿realmente ayuda la equinácea a combatir los resfriados, o …

Leer el artículo icon left
icon top