7 Beneficios Comprobados para la Salud de la Rhodiola Rosea

Publicado en: , Actualizado en:
Rhodiola Rosea
En este artículo encontrarás

La Rhodiola Rosea, también conocida como raíz dorada, raíz ártica o raíz de rosal, es una planta que crece en las regiones frías y montañosas de Europa y Asia.

Sus raíces se consideran adaptógenos, lo que significa que ayudan a que tu cuerpo se adapte al estrés cuando se consumen.

Ha sido parte de sistemas de medicina tradicional practicados en todo el mundo, especialmente en partes de Europa, Asia y Rusia, durante muchos siglos.

Hoy en día, se utiliza ampliamente como suplemento dietético debido a sus numerosos beneficios para la salud.

En esta publicación de blog, explicaremos 7 beneficios para la salud, basados en evidencia científica e investigación.

Puede ayudar a disminuir el estrés

El estrés es un problema común que puede afectar a tu salud física y mental, así como tu calidad de vida.

El estrés puede causar síntomas como ansiedad, fatiga, depresión, insomnio, dolores de cabeza, problemas digestivos y más.

El estrés crónico también puede aumentar el riesgo de desarrollar diversas enfermedades, como enfermedad cardiovascular, diabetes y obesidad.

Ella ha sido conocida durante mucho tiempo como un adaptógeno, una sustancia natural que aumenta la resistencia de tu cuerpo al estrés de manera no específica.

Consumir adaptógenos durante períodos estresantes se cree que ayuda a manejar mejor las situaciones estresantes.

Ella logra esto actuando sobre las beta-endorfinas y las neuropeptidas opioides para mejorar la tolerancia al estrés y afectando positivamente otros factores de adaptación al estrés.

También se ha demostrado que mejora los síntomas del agotamiento, que pueden ocurrir con el estrés crónico.

Un estudio involucró a 118 personas con agotamiento relacionado con el estrés que tomaron 400 mg diariamente durante 12 semanas.

Los participantes mostraron una clara mejoría en varios síntomas como el estrés y la depresión comúnmente asociados con el agotamiento.

La mayor mejoría ocurrió durante la primera semana y continuó durante todo el estudio.

Puede ayudar con la fatiga

La fatiga es una sensación de cansancio físico y mental que puede afectar a tu funcionamiento diario y rendimiento.

La fatiga puede ser causada por diversos factores, como el estrés, la falta de sueño, una mala alimentación, enfermedades o exceso de trabajo.

La fatiga puede afectar a tu estado de ánimo, concentración, memoria, motivación y productividad.

Debido a sus propiedades adaptógenas, se cree que la ayuda a aliviar la fatiga.

Lo hace mejorando tu producción y utilización de energía, así como mejorando el flujo sanguíneo y la entrega de oxígeno a tus músculos y cerebro.

También puede modular tus neurotransmisores, como la serotonina, la dopamina y la norepinefrina, que están involucrados en el estado de ánimo, la cognición y la motivación.

En un estudio, 100 personas con síntomas crónicos de fatiga recibieron 400 mg todos los días durante 8 semanas.

Experimentaron mejoras significativas en síntomas de estrés, fatiga, calidad de vida, estado de ánimo, concentración y rendimiento mental.

Estas mejoras se observaron después de solo 1 semana de tratamiento y continuaron mejorando hasta la última semana del estudio.

Podría ayudar a reducir los síntomas de la depresión

La depresión es un trastorno mental común pero grave que afecta cómo te sientes, piensas y actúas.

La depresión puede causar sentimientos persistentes de tristeza, desesperanza, culpa o inutilidad.

También puede interferir con tu capacidad para disfrutar de la vida, trabajar, estudiar o relacionarte con los demás.

Se cree que la depresión ocurre cuando los productos químicos en tu cerebro llamados neurotransmisores se desequilibran.

Ella puede ayudar a reducir los síntomas de la depresión al equilibrar tus neurotransmisores, especialmente la serotonina y la dopamina, que son responsables de regular tu estado de ánimo, emociones y sistema de recompensa.

La Rhodiola Rosea también puede tener efectos similares a los antidepresivos al estimular el crecimiento de nuevas células cerebrales y protegerlas del daño.

Varios estudios han demostrado que ella puede mejorar los síntomas depresivos en personas con depresión leve a moderada.

Por ejemplo, un estudio comparó los efectos, el medicamento antidepresivo sertralina y un placebo en 57 personas con depresión.

Después de 12 semanas, se encontró que era más efectiva que el placebo y comparable a la sertralina en la reducción de los síntomas depresivos, pero con efectos secundarios menos intensos y frecuentes.

Puede mejorar la función cognitiva

La función cognitiva se refiere a tus habilidades mentales, como la memoria, la atención, el aprendizaje, el razonamiento y la resolución de problemas.

La función cognitiva puede disminuir con la edad, el estrés, la enfermedad o la lesión.

El deterioro cognitivo puede afectar tus actividades diarias, como conducir, trabajar, estudiar o manejar las finanzas.

Ella puede mejorar la función cognitiva al aumentar la actividad cerebral, el flujo sanguíneo y la entrega de oxígeno. También puede proteger las células cerebrales del estrés oxidativo, la inflamación y la toxicidad.

Ella también puede modular tus neurotransmisores, como la acetilcolina, que es esencial para la memoria y el aprendizaje.

Varios estudios han demostrado que la Rhodiola Rosea puede mejorar el rendimiento cognitivo en personas sanas, así como en personas con deterioro o declive cognitivo.

Por ejemplo, un estudio probó los efectos de la Rhodiola Rosea en 56 médicos sanos que trabajaban en turnos de noche.

Después de tomar 170 mg de Rhodiola Rosea diariamente durante 2 semanas, mostraron mejoras significativas en la fatiga mental, la concentración, la memoria a corto plazo y el cálculo en comparación con un grupo de placebo.

Puede mejorar el rendimiento físico

El rendimiento físico se refiere a tu capacidad para realizar actividades físicas, como ejercicio, deportes o trabajo.

El rendimiento físico puede verse afectado por varios factores, como el nivel de condición física, la nutrición, la hidratación, el sueño y el estrés.

El rendimiento físico también puede influir en tu salud, bienestar y longevidad.

La Rhodiola Rosea puede mejorar el rendimiento físico al aumentar la producción y utilización de energía, así como al mejorar el flujo sanguíneo y la entrega de oxígeno a tus músculos y órganos.

La Rhodiola Rosea también puede reducir el daño muscular y la inflamación, y acelerar la recuperación después del ejercicio.

La Rhodiola Rosea también puede modular tus hormonas, como el cortisol, la testosterona y la hormona del crecimiento, que están involucradas en el crecimiento muscular, la fuerza y la resistencia.

Varios estudios han demostrado que la Rhodiola Rosea puede mejorar el rendimiento físico en personas sanas, así como en personas con deterioro o declive físico.

Por ejemplo, un estudio examinó los efectos de la Rhodiola Rosea en 24 voluntarios sanos que realizaron una carrera de bicicleta de 6 millas.

Después de tomar 200 mg de Rhodiola Rosea dos veces al día durante 4 semanas, mostraron mejoras significativas en el tiempo de finalización, la frecuencia cardíaca y el consumo de oxígeno en comparación con un grupo de placebo.

Podría tener propiedades anticancerígenas

El cáncer es un grupo de enfermedades que involucran el crecimiento y la propagación anormal de células, lo que puede dañar varios tejidos y órganos en tu cuerpo.

El cáncer puede ser causado por diversos factores, como mutaciones genéticas, toxinas ambientales, infecciones o inflamación.

El cáncer puede causar varios síntomas, como dolor, pérdida de peso, fatiga o fallo orgánico.

El cáncer también puede ser fatal si no se trata temprano o de manera efectiva.

La Rhodiola Rosea podría tener propiedades anticancerígenas al inhibir el crecimiento, invasión y metástasis de las células cancerosas.

También puede inducir apoptosis, o muerte celular programada, en las células cancerosas.

La Rhodiola Rosea también podría modular tu sistema inmunológico, responsable de combatir infecciones y tumores.

Además, podría potenciar los efectos de tratamientos convencionales contra el cáncer, como la quimioterapia y la radiación, y reducir sus efectos secundarios.

Varios estudios han demostrado que la Rhodiola Rosea puede tener efectos anticancerígenos en diversos tipos de cáncer, como el de mama, pulmón, colon, próstata y vejiga.

Por ejemplo, un estudio probó los efectos de la Rhodiola Rosea en 75 pacientes con cáncer de vejiga que se sometieron a cirugía.

Después de tomar 600 mg de Rhodiola Rosea diariamente durante 1 mes antes y 2 meses después de la cirugía, mostraron mejoras significativas en la tasa de supervivencia, recurrencia tumoral y calidad de vida en comparación con un grupo de control.

Puede respaldar la función del sistema inmunológico

Tu sistema inmunológico es una red compleja de células, tejidos y órganos que protegen tu cuerpo contra invasores dañinos, como bacterias, virus, hongos o parásitos.

Tu sistema inmunológico también puede reconocer y eliminar células anormales, como las células cancerosas.

La función de tu sistema inmunológico puede verse afectada por diversos factores, como la edad, el estrés, la nutrición, el sueño o las enfermedades.

Un sistema inmunológico débil o hiperactivo puede aumentar el riesgo de desarrollar diversas enfermedades, como infecciones, alergias, trastornos autoinmunitarios o cáncer.

La Rhodiola Rosea podría respaldar la función del sistema inmunológico estimulando la producción y actividad de diversas células inmunológicas, como las células asesinas naturales, macrófagos y linfocitos.

Además, podría modular el equilibrio de diversos factores inmunológicos, como las citoquinas, involucradas en la inflamación e inmunidad.

La Rhodiola Rosea también podría proteger tus células inmunológicas del estrés oxidativo, que puede dañar su ADN y función.

Varios estudios han demostrado que la Rhodiola Rosea puede mejorar la función del sistema inmunológico en personas sanas, así como en personas con deficiencia o disfunción inmunológica.

Por ejemplo, un estudio evaluó los efectos de la Rhodiola Rosea en 120 voluntarios sanos expuestos a un virus del resfriado común.

Después de tomar 600 mg de Rhodiola Rosea diariamente durante 4 semanas, mostraron reducciones significativas en la incidencia y duración de los síntomas del resfriado, así como en los niveles de marcadores inflamatorios, en comparación con un grupo de placebo.

Cómo usar la Rhodiola Rosea de manera segura y efectiva

La Rhodiola Rosea generalmente se considera segura y bien tolerada, pero puede causar algunos efectos secundarios en algunas personas. Estos pueden incluir:

Para minimizar el riesgo de efectos secundarios, se recomienda comenzar con una dosis baja y aumentarla gradualmente según sea necesario.

La dosis óptima de Rhodiola Rosea puede variar según la persona, el producto y el propósito de uso. Sin embargo, algunas pautas generales son:

Para alivio del estrés y mejora del estado de ánimo, tomar de 200 a 600 mg de extracto de Rhodiola Rosea al día, preferiblemente por la mañana o antes del mediodía.

Para el rendimiento cognitivo y físico, tomar de 200 a 400 mg de extracto de Rhodiola Rosea 30 a 60 minutos antes de la actividad, o según las indicaciones de tu proveedor de atención médica.

Para la depresión, tomar de 340 a 680 mg de extracto de Rhodiola Rosea al día, dividido en dos o tres dosis, durante 6 a 12 semanas, o según las indicaciones de tu proveedor de atención médica.

No se recomienda tomar Rhodiola Rosea por la noche o antes de acostarse, ya que puede interferir con la calidad del sueño.

Tampoco se recomienda tomar Rhodiola Rosea durante más de 12 semanas sin descanso, ya que puede perder su efectividad o causar efectos adversos.

La Rhodiola Rosea puede interactuar con algunos medicamentos, como:

Medicamentos antidiabéticos:

La Rhodiola Rosea puede reducir los niveles de azúcar en la sangre y aumentar el riesgo de hipoglucemia.

Monitorea de cerca tu nivel de azúcar en la sangre y ajusta la dosis de tu medicamento según sea necesario.

Medicamentos antihipertensivos:

La Rhodiola Rosea puede reducir la presión arterial y aumentar el riesgo de hipotensión. Monitorea de cerca tu presión arterial y ajusta la dosis de tu medicamento según sea necesario.

Inmunosupresores: la Rhodiola Rosea puede estimular el sistema inmunológico y disminuir la efectividad de estos medicamentos.

Consulta con tu proveedor de atención médica antes de tomar Rhodiola Rosea si estás tomando inmunosupresores.

Sustratos de la glicoproteína P:

La Rhodiola Rosea puede afectar el transporte de estos medicamentos dentro y fuera de las células y alterar sus niveles en el cuerpo.

Consulta con tu proveedor de atención médica antes de tomar Rhodiola Rosea si estás tomando algún sustrato de la glicoproteína P, como digoxina, ciclosporina o losartán.

La Rhodiola Rosea también puede tener algunas contraindicaciones, como:

Embarazo y lactancia:

No hay suficiente evidencia para determinar la seguridad de la Rhodiola Rosea durante el embarazo y la lactancia.

Evita usar Rhodiola Rosea si estás embarazada o lactando, o consulta primero con tu proveedor de atención médica.

Enfermedades autoinmunitarias:

La Rhodiola Rosea puede empeorar los síntomas de enfermedades autoinmunitarias, como esclerosis múltiple, artritis reumatoide o lupus.

Evita usar Rhodiola Rosea si tienes alguna enfermedad autoinmunitaria, o consulta primero con tu proveedor de atención médica.

Al igual que con cualquier suplemento, es importante consultar con tu proveedor de atención médica antes de tomar Rhodiola Rosea, especialmente si tienes alguna condición médica, alergias o estás tomando algún medicamento.

Además, asegúrate de elegir un suplemento de Rhodiola Rosea de alta calidad que esté estandarizado para contener un cierto porcentaje de rosavinas y salidrósidos, los principales compuestos activos en la planta.

Evita los productos que contengan rellenos, aditivos o ingredientes artificiales.

Dónde encontrar suplementos de Rhodiola Rosea de alta calidad

Los suplementos de Rhodiola Rosea están ampliamente disponibles en línea y en tiendas de alimentos saludables, farmacias y supermercados.

Sin embargo, no todos los productos son iguales, y algunos pueden ser de baja calidad, ineficaces o incluso estar contaminados.

Para encontrar un suplemento de Rhodiola Rosea de alta calidad, es posible que desees tener en cuenta los siguientes factores:

Reputación de la marca: busca productos fabricados por fabricantes de buena reputación y confiables que tengan buenas reseñas y calificaciones de clientes.

También puedes verificar si la marca tiene certificaciones, como NSF, USP o GMP, que indiquen la calidad y seguridad de sus productos.

Estandarización:

Busca productos estandarizados para contener un cierto porcentaje de rosavinas y salidrósidos, los principales compuestos activos en la Rhodiola Rosea.

La proporción típica es del 3% de rosavinas y el 1% de salidrósidos, pero algunos productos pueden tener concentraciones más altas o más bajas.

Pruebas:

Busca productos que hayan sido probados de forma independiente por laboratorios externos para verificar la pureza y potencia.

Esto asegura que el producto contenga lo que afirma y no tenga contaminantes, como metales pesados, pesticidas o microbios.

Los resultados de las pruebas deben estar disponibles en la etiqueta del producto o en el sitio web de la marca.

Precio:

Compara el precio por porción y la relación costo-efectividad de diferentes productos.

El precio puede variar según la marca, la dosis, la formulación y la calidad del producto.

Generalmente, obtienes lo que pagas, pero también puedes encontrar algunos productos que ofrecen una buena relación calidad-precio.

Elige un producto que se ajuste a tu presupuesto y que ofrezca los beneficios que deseas.

Para ayudarte a encontrar el mejor suplemento de Rhodiola Rosea para tus necesidades, hemos revisado algunos de los productos principales en el mercado basándonos en los criterios anteriores.

Conclusión:

La Rhodiola Rosea es una potente hierba adaptógena que puede ofrecer muchos beneficios para tu salud y bienestar.

Puede ayudarte a enfrentar el estrés, mejorar tu estado de ánimo, potenciar tu rendimiento cognitivo y físico, y más.

Sin embargo, para aprovechar al máximo esta hierba, es necesario usarla de manera segura y efectiva, y elegir un suplemento de alta calidad que satisfaga tus necesidades y preferencias.

Preguntas frecuentes (FAQs):

¿Es seguro usar Rhodiola Rosea?

Rhodiola Rosea generalmente se considera segura para la mayoría de las personas cuando se usa apropiadamente.

Sin embargo, puede causar efectos secundarios leves como mareos, boca seca o inquietud en algunas personas.

Se recomienda comenzar con una dosis baja y consultar con un proveedor de atención médica, especialmente si estás embarazada, lactando o tomando medicamentos.

¿Cuánto tiempo lleva ver los beneficios de Rhodiola Rosea?

El tiempo para experimentar los beneficios de Rhodiola Rosea puede variar.

Algunas personas pueden notar mejoras en los niveles de estrés y el estado de ánimo dentro de la primera semana, mientras que otras pueden tardar más tiempo.

El uso consistente durante varias semanas puede ser necesario para obtener resultados óptimos en áreas como fatiga, función cognitiva y apoyo inmunológico.

¿La Rhodiola Rosea puede ayudar con la ansiedad y la depresión?

Sí, se ha demostrado que Rhodiola Rosea puede reducir potencialmente los síntomas de ansiedad y depresión.

Sus propiedades adaptógenas pueden influir positivamente en neurotransmisores como la serotonina y la dopamina.

Estudios han indicado que Rhodiola Rosea puede ser tan efectiva como ciertos medicamentos antidepresivos con menos efectos secundarios.

¿Cuál es la dosis recomendada de Rhodiola Rosea?

La dosis óptima de Rhodiola Rosea puede variar según factores individuales y el propósito previsto.

Para alivio del estrés y mejora del estado de ánimo, el rango típico es de 200 a 600 mg al día.

Consulta con un proveedor de atención médica para recomendaciones personalizadas de dosis, y es esencial no exceder las duraciones de uso recomendadas.

¿Rhodiola Rosea puede interactuar con medicamentos?

Sí, Rhodiola Rosea puede interactuar con ciertos medicamentos. Es importante tener precaución si estás tomando medicamentos antidiabéticos, antihipertensivos, inmunosupresores o sustratos de la glicoproteína P. 

Consulta con un proveedor de atención médica antes de usar Rhodiola Rosea, especialmente si estás tomando medicamentos.

¿Dónde puedo encontrar suplementos de Rhodiola Rosea de alta calidad?

Los suplementos de Rhodiola Rosea de alta calidad están disponibles en línea, en tiendas de alimentos saludables, farmacias y supermercados. 

Al seleccionar un suplemento, considera factores como la reputación de la marca, la estandarización de los compuestos activos, las pruebas de terceros y el precio.

Busca certificaciones como NSF, USP o GMP para garantizar la calidad.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Síguenos en Google Noticias

Artículos relacionados

Inmunidad Fuerte

Inmunidad Fuerte: Vitaminas C, D, E y Zinc

En el mundo acelerado de hoy, mantener un sistema de Inmunidad fuerte es más importante que nunca. Afortunadamente, la naturaleza nos ha proporcionado una variedad de nutrientes que pueden ayudar …

Leer el artículo icon left
Microbioma Intestinal

¡Optimizando la Digestión: Mejorando la Salud del Microbioma Intestinal!

¿Alguna vez has experimentado hinchazón, gases, estreñimiento u otros problemas digestivos? Estos podrían ser signos de un intestino infeliz, específicamente un desequilibrio en el microbioma intestinal. Este intrincado ecosistema de …

Leer el artículo icon left
Estimule su sistema inmunológico

Infecciones: 7 Maneras de Fortalecer su Sistema Inmunológico

Su sistema inmunológico es la defensa de su cuerpo contra gérmenes y enfermedades dañinas. Consiste en una red compleja de células, tejidos y órganos que trabajan juntos para protegerlo contra …

Leer el artículo icon left
icon top