Cómo superar la depresión posparto: 5 formas

Publicado en: , Actualizado en:
Depresión posparto
En este artículo encontrarás

La depresión posparto es un trastorno del estado de ánimo que puede afectar a las mujeres después del parto.

Se caracteriza por sentimientos de extrema tristeza, ansiedad y agotamiento que pueden dificultar que las nuevas madres lleven a cabo las actividades diarias de cuidado de ellas y de sus bebés.

Puede comenzar dentro de las primeras semanas después del parto, pero puede comenzar más tarde, a veces hasta un año después del parto.

Causas

Las causas de la depresión posparto no son únicas, sino que a menudo son una combinación de varios factores, incluyendo:

Cambios hormonales

Después del parto, hay una rápida disminución de los niveles de hormonas, especialmente el estrógeno y la progesterona.

Estas hormonas, que están a niveles significativamente altos durante el embarazo, descienden drásticamente después del parto.

Este cambio repentino puede afectar a los neurotransmisores del cerebro, lo que puede desencadenar cambios de humor e inestabilidad emocional.

Cambios físicos

El desgaste físico del parto (fatiga, falta de sueño y recuperación del proceso de parto) puede tener un impacto significativo en el bienestar de la nueva madre.

El agotamiento y el malestar físico pueden agravar el estrés emocional, dificultando la adaptación a las exigencias del cuidado de un recién nacido.

Factores emocionales

Dar la bienvenida a un nuevo bebé es un acontecimiento que cambia la vida.

Para algunas personas, este cambio de identidad, junto con la presión y las responsabilidades del cuidado de un bebé, puede ser abrumador.

Los cambios en la rutina, la imagen corporal y la dinámica social pueden contribuir a los sentimientos de ansiedad y depresión.

Antecedentes personales o familiares

Los antecedentes de depresión, ansiedad u otros problemas de salud mental pueden predisponer a las personas a la depresión posparto.

La genética y la dinámica familiar juegan un papel importante en la salud mental, y los antecedentes personales de problemas de salud mental pueden aumentar la probabilidad de sufrir depresión posparto.

Acontecimientos vitales estresantes

Los factores estresantes externos, como las dificultades financieras, las tensiones en las relaciones o la falta de apoyo de la pareja, la familia o los amigos, pueden exacerbar el riesgo de depresión posparto.

Estos factores estresantes pueden amplificar los desafíos emocionales a los que se enfrentan las nuevas madres, dificultando aún más el afrontamiento de las exigencias de un recién nacido.

Cambios químicos en el cerebro

La depresión posparto puede implicar cambios en la química del cerebro, que afectan a neurotransmisores como la serotonina y la dopamina, que están relacionados con la regulación del estado de ánimo.

Los desequilibrios en estos neurotransmisores pueden contribuir a la aparición de síntomas depresivos.

Estas causas suelen estar interrelacionadas, lo que dificulta aislar un factor específico como causa única.

El tratamiento de la depresión posparto suele implicar un enfoque multifacético que tiene en cuenta estos diversos factores, con tratamientos que van desde la terapia y los grupos de apoyo hasta, en algunos casos, la medicación para reequilibrar la química del cerebro.

Síntomas

La depresión posparto se manifiesta de diversas maneras, y los síntomas pueden variar de persona a persona.

Estos son algunos de los síntomas más comunes:

Tristeza persistente

Sentirse triste, desesperanzada o experimentar episodios de llanto frecuentes que van más allá de la «tristeza posparto», que suele resolverse en un par de semanas después del parto.

Esta tristeza puede ser abrumadora y no estar necesariamente ligada a ningún desencadenante específico.

Cambios de humor intensos

Cambios de humor rápidos y extremos, en los que las emociones fluctúan drásticamente desde momentos de intensa tristeza hasta períodos de irritabilidad o incluso ira.

Estos cambios de humor pueden ocurrir en un corto período de tiempo.

Dificultad para establecer un vínculo con el bebé

Encontrar dificultades para formar una conexión emocional o un vínculo con el recién nacido.

Algunas madres pueden sentirse emocionalmente distantes o desconectadas de su bebé, lo que puede provocar sentimientos de culpa y mayor angustia.

Cambios en el apetito o los patrones de sueño

Cambios significativos en los hábitos alimenticios, como pérdida de apetito o comer en exceso.

También son comunes las alteraciones del sueño, ya sea por la dificultad para dormir incluso cuando el bebé está descansando o por el sueño excesivo, que podría ser una forma de escapismo de las emociones abrumadoras.

Pérdida de interés o placer

Perder el interés por actividades que antes eran agradables o atractivas. Las aficiones, las interacciones sociales o las cosas que antes aportaban felicidad pueden dejar de tener ningún atractivo.

Ansiedad intensa

Sentirse extremadamente ansiosa, a menudo por la salud o el bienestar del bebé, o por la capacidad de cuidarlo.

Esta ansiedad puede a veces bordear la preocupación obsesiva o el miedo a que suceda algo terrible.

Alejamiento de la familia y los amigos

Evitar las interacciones sociales o alejarse de las redes de apoyo, incluida la familia y los amigos.

Este alejamiento puede deberse a la vergüenza, la culpa o la incapacidad de expresar la profundidad de sus emociones a los demás.

Sentimientos de inutilidad o culpa

Experimentar intensos sentimientos de inutilidad o culpa, a menudo sin ninguna razón concreta.

Las madres pueden culparse a sí mismas por sentirse de la forma en que lo hacen, incluso si está fuera de su control.

 

Reconocer estos síntomas es crucial para buscar apoyo y tratamiento.

La depresión posparto es una condición tratable, y la intervención temprana mejora enormemente los resultados.

Buscar ayuda de profesionales sanitarios, terapeutas o grupos de apoyo puede proporcionar orientación y apoyo durante este tiempo desafiante.

La importancia del diagnóstico precoz

El diagnóstico precoz de la depresión posparto es crucial por varias razones:

Tratamiento eficaz

La identificación temprana permite una intervención y un tratamiento inmediatos.

Puede evitar que la afección se agrave y se vuelva más difícil de tratar. El tratamiento, que puede incluir terapia, grupos de apoyo y, en algunos casos, medicación, es más eficaz cuando se inicia de forma temprana.

Menor impacto en la madre y el niño

La depresión posparto puede tensar la relación madre-hijo.

El diagnóstico y la intervención tempranos pueden ayudar a prevenir posibles dificultades en el vínculo con el bebé, que es esencial para el desarrollo emocional y cognitivo del niño.

Dinámica familiar mejorada

Abordar la depresión posparto de forma temprana también puede ayudar a mantener una dinámica familiar saludable.

Reduce el impacto de la afección en la pareja, los demás hijos y el entorno doméstico general.

Prevención de los efectos a largo plazo

La depresión posparto no tratada puede tener efectos a largo plazo tanto en la salud mental de la madre como en el desarrollo del niño.

El diagnóstico precoz ayuda a prevenir estas consecuencias a largo plazo.

Cuidado personal mejorado

La intervención temprana puede proporcionarle a la madre las herramientas necesarias para cuidar de su salud mental.

Ayuda a desarrollar estrategias de afrontamiento y rutinas de autocuidado que pueden ser cruciales durante la desafiante fase del cuidado de un recién nacido.

Estigma reducido

El reconocimiento y la aceptación oportunos de la depresión posparto pueden ayudar a reducir el estigma asociado a los problemas de salud mental, promoviendo conversaciones abiertas y apoyo dentro de la comunidad.

Estrategias preventivas

La identificación temprana de la depresión posparto permite a los profesionales de la salud brindar orientación y apoyo para mitigar el riesgo de futuros episodios de depresión, especialmente en embarazos posteriores.

Fomentar la comunicación abierta sobre la salud mental durante y después del embarazo, las pruebas de detección rutinarias por parte de los proveedores de atención médica y la educación de los futuros y nuevos padres sobre los signos de la depresión posparto son pasos clave para garantizar la detección e intervención tempranas.

5 formas de vencerla

Aquí hay cinco estrategias que pueden ayudar a combatir la depresión posparto:

Busque ayuda profesional

Buscar ayuda profesional para la depresión posparto puede ayudar significativamente a manejar y superar la condición.

A continuación, se muestra cómo puede ayudar:

  • Diagnóstico preciso:
    Un proveedor de atención médica o un profesional de la salud mental puede diagnosticar con precisión la depresión posparto.
    Pueden diferenciarlo de la «tristeza posparto» u otros trastornos del estado de ánimo, asegurando un tratamiento adecuado.
  • Plan de tratamiento personalizado:
    Los profesionales pueden crear un plan de tratamiento personalizado que se adapte a sus síntomas y necesidades específicos.
    Esto puede incluir terapia (como terapia cognitivo-conductual), grupos de apoyo y, en algunos casos, medicación.
    Este enfoque personalizado maximiza la efectividad del tratamiento.
  • Apoyo emocional:
    Los profesionales ofrecen un espacio seguro para expresar emociones sin juzgar.
    Brindan un oído atento y lo guían a través de la comprensión y el manejo de sus sentimientos, lo que ayuda a aliviar la sensación de aislamiento y angustia.
  • Aprendizaje de estrategias de afrontamiento:
    Los terapeutas pueden enseñarle estrategias de afrontamiento para manejar los síntomas.
    Estas estrategias pueden incluir técnicas de reducción del estrés, ejercicios de relajación y formas efectivas de manejar situaciones o pensamientos desafiantes.
  • Manejo de medicamentos:
    Si la medicación es parte del plan de tratamiento, los profesionales pueden monitorear su efectividad y manejar cualquier efecto secundario.
    Se asegurarán de que esté recibiendo la dosis adecuada y de que la medicación se ajuste a sus necesidades y bienestar.
  • Educación y recursos:
    Los profesionales brindan información valiosa sobre la depresión posparto, sus síntomas y formas de manejarla.
    Pueden recomendar recursos, materiales de lectura o grupos de apoyo que puedan ayudarlo aún más en su recuperación.
  • Apoyo a largo plazo:
    Buscar ayuda profesional establece un sistema de apoyo a largo plazo.
    Esta orientación continua puede ser fundamental para manejar la condición con el tiempo y prevenir posibles recaídas.
  • Empoderamiento y autoestima:
    Con la orientación profesional, las personas pueden recuperar el sentido de control y aumentar su autoestima.
    Comprender y manejar la depresión posparto puede empoderar a las personas para que trabajen activamente hacia la recuperación.

Buscar ayuda profesional es un paso crítico en el camino para superar la depresión posparto.

La orientación, el apoyo y la experiencia proporcionados por los profesionales de la salud mental juegan un papel crucial para ayudar a las personas a superar esta fase desafiante y avanzar hacia la recuperación.

Consulte con un proveedor de atención médica, terapeuta o consejero con experiencia en depresión posparto.

Construya un sistema de apoyo

Un sistema de apoyo sólido es increíblemente valioso en la lucha contra la depresión posparto. Así es como puede marcar la diferencia:

  • Apoyo emocional:
    Tener personas con quienes hablar y compartir sentimientos puede aliviar la carga emocional. Ayuda a procesar emociones complejas y reducir la sensación de aislamiento que a menudo acompaña a la depresión posparto.
  • Ayuda práctica:
    Los sistemas de apoyo pueden ofrecer asistencia práctica, como cuidar al bebé para permitirle a la madre algo de tiempo para el autocuidado o el descanso.
    Esta ayuda práctica puede reducir significativamente las abrumadoras responsabilidades de cuidar a un recién nacido.
  • Validación y comprensión:
    El apoyo de la familia, los amigos o los grupos de apoyo puede validar las experiencias y los sentimientos de la persona que enfrenta la depresión posparto.
    Saber que otros comprenden y sienten empatía puede ser increíblemente tranquilizador.
  • Ánimo y motivación:
    Un sistema de apoyo puede ofrecer ánimo y motivación, lo cual es vital en momentos de baja energía o cuando surgen sentimientos de desesperanza.
    Sus palabras y acciones pueden inspirar a la persona a buscar ayuda y seguir adelante con el tratamiento.
  • Reducción del estigma y el aislamiento:
    A menudo, las personas que enfrentan la depresión posparto pueden sentirse avergonzadas o reticentes a buscar ayuda.
    Un entorno de apoyo puede reducir el estigma asociado con los problemas de salud mental, lo que facilita que busquen ayuda profesional.
  • Validación de los desafíos de la crianza de los hijos:
    Reconocer los desafíos de la paternidad, especialmente durante la depresión posparto, ayuda a la persona a sentirse comprendida y apoyada.
    Saber que otros reconocen las dificultades puede reducir la autoculpabilización.
  • Refuerzo del autocuidado:
    Un sistema de apoyo puede recordarle a la persona que priorice el autocuidado.
    Ya sea asegurándose de que coman bien, duerman lo suficiente o realicen actividades que disfrutan, estos recordatorios pueden reforzar hábitos saludables.
  • Apoyo continuo:
    La recuperación de la depresión posparto puede ser un proceso gradual.
    Un sistema de apoyo puede brindar aliento y apoyo continuos durante todo el proceso, asegurando que la persona no se sienta sola en su recuperación.

El poder de un sistema de apoyo radica en su capacidad para crear un entorno que promueva la comprensión, la validación y la asistencia práctica.

Es un componente vital en el camino hacia la curación de la depresión posparto.

Relaciónese con su familia, amigos o grupos de apoyo.

Autocuidado

El autocuidado juega un papel importante en el manejo y la superación de la depresión posparto.

He aquí cómo puede ayudar:

  • Bienestar emocional:
    Tomar tiempo para ti misma te permite recargarte emocionalmente.
    Participar en actividades que disfrutes puede mejorar tu estado de ánimo y proporcionarte un descanso muy necesario del estrés de cuidar a un recién nacido.
  • Reducción del estrés:
    Las prácticas de autocuidado, como la atención plena, la meditación o el ejercicio suave, pueden reducir los niveles de estrés.
    Reducir el estrés ayuda a controlar los síntomas de la depresión posparto.
  • Salud física:
    Priorizar una buena nutrición y el ejercicio regular puede tener un impacto positivo en tu salud física.
    Comer bien y mantenerse activa puede contribuir a mejorar los niveles de energía y el bienestar general.
  • Sueño de calidad:
    Encontrar momentos para descansar o tomar una siesta cuando el bebé duerme puede tener un impacto significativo en tu salud mental.
    La falta de sueño puede exacerbar los sentimientos de depresión, por lo que es fundamental priorizar el descanso siempre que sea posible.
  • Sensación de control:
    Participar en actividades de autocuidado te da una sensación de control sobre tu bienestar. Puede empoderarte para abordar activamente tu salud mental y tomar las riendas de tu recuperación.
  • Tiempo para ti misma:
    Dedicar tiempo a las actividades que disfrutas (leer, practicar tus pasatiempos o simplemente tomar un baño largo) te permite reconectar con tus intereses personales, lo que promueve una sensación de identidad individual más allá de ser una nueva madre.
  • Autocompasión:
    Practicar el autocuidado fomenta la autocompasión.
    Es un recordatorio de que tus necesidades y tu bienestar son esenciales, y que está bien tomarte tiempo para ti misma sin culpa ni autojuicio.
  • Conexión con los demás:
    El autocuidado puede incluir actividades sociales, reunirse con amigos o participar en grupos de apoyo.
    Conectarse con los demás y compartir experiencias puede ser emocionalmente satisfactorio y tranquilizador.

El autocuidado no es solo un lujo; es una parte esencial del manejo de la depresión posparto.

Te permite atender tus propias necesidades, lo que, a su vez, te ayuda a gestionar mejor los desafíos de cuidar a un recién nacido mientras navegas por las complejidades de la depresión posparto.

Establecer expectativas realistas

Establecer expectativas realistas es crucial para manejar la depresión posparto.

He aquí cómo puede ayudar:

  • Menor presión:
    Las expectativas poco realistas a menudo crean una presión innecesaria, especialmente durante un momento que ya conlleva desafíos significativos.
    Al establecer metas y expectativas alcanzables, alivia el estrés y la presión adicionales sobre sí misma.
  • Autoaceptación:
    Es esencial aceptar que es posible que no logre todo lo que hacía antes del parto.
    Comprender que está bien no cumplir con todos sus estándares anteriores ayuda a fomentar la autoaceptación.
  • Reconocer la nueva normalidad:
    Abrazar las nuevas realidades de la paternidad y los cambios que vienen con ella puede ser empedrador.
    Reconocer que la vida ha cambiado y que los ajustes llevan tiempo ayuda a facilitar la transición.
  • Celebrar pequeñas victorias:
    Establecer metas más pequeñas y alcanzables le permite celebrar pequeñas victorias.
    Reconocer sus logros, incluso si parecen menores, ayuda a aumentar la autoestima y la confianza.
  • Enfocarse en lo esencial:
    Priorice lo que es esencial y deje de lado lo que no lo es.
    Esto le permite canalizar su energía y atención en lo que realmente importa, reduciendo la sensación de estar abrumada.
  • Paciencia y flexibilidad:
    Comprender que las cosas pueden no salir según lo planeado y ser flexible en su enfoque ayuda a manejar la imprevisibilidad de la paternidad.
    La paciencia y la adaptabilidad son fundamentales en esta fase.
  • Autocompasión:
    Tener expectativas realistas implica ser amable con uno mismo.
    Reconozca que es normal tener limitaciones y que está bien no sobresalir en todo de inmediato.
  • Comprender el proceso:
    Reconozca que la recuperación de la depresión posparto es un proceso.
    Tener expectativas realistas sobre el cronograma y los pasos involucrados en la recuperación puede prevenir sentimientos de frustración o decepción.

Establecer expectativas realistas es ser gentil con uno mismo y comprender que adaptarse a las exigencias de la paternidad, manejar la depresión posparto y hacer la transición a esta nueva fase de la vida lleva tiempo.

Le permite enfocarse en el progreso en lugar de la perfección y reduce la tensión emocional de tratar de alcanzar estándares inalcanzables.

Comuníquese y comparta

La comunicación y el compartir juegan un papel fundamental en la superación de la depresión posparto. He aquí cómo puede ayudar:

  • Liberación emocional:
    Expresar sus sentimientos y pensamientos a una persona o grupo de apoyo puede ser una poderosa liberación emocional.
    Verbalizar las emociones puede aliviar el peso de los sentimientos reprimidos y reducir la sensación de aislamiento.
  • Validación y comprensión:
    Cuando comunica sus experiencias, a menudo encuentra que otros comparten sentimientos similares o han pasado por luchas similares.
    Esta validación y comprensión pueden ser tranquilizadoras, sabiendo que no está solo en lo que está pasando.
  • Apoyo y orientación:
    Compartir sus sentimientos con su pareja, amigo o un profesional le permite recibir apoyo y orientación.
    Pueden ofrecer diferentes perspectivas o sugerir estrategias útiles para afrontar la depresión posparto.
  • Resolución de problemas:
    Hablar de sus sentimientos y experiencias a veces puede conducir a la resolución de problemas. Otros pueden brindarle información o sugerencias valiosas que podrían ayudarlo a manejar los síntomas o encontrar soluciones efectivas.
  • Construcción de conexiones:
    Compartir sus experiencias y sentimientos fomenta las conexiones y los vínculos con los demás. Esta red de apoyo social puede ser fundamental para brindar aliento y asistencia continuos.
  • Aumento de la autoconciencia:
    Explicar sus experiencias puede conducir a una comprensión más profunda de sus emociones y desencadenantes.
    Esta mayor autoconciencia es crucial para reconocer patrones y controlar los síntomas de la depresión posparto.
  • Empoderamiento:
    Hablar abiertamente sobre sus luchas es un acto de fortaleza.
    Le empodera para buscar ayuda activamente y tomar el control de su salud mental en lugar de mantener las emociones embotelladas.

La comunicación y el compartir crean un espacio para la apertura, la comprensión y el apoyo.

Es un paso fundamental para reconocer, abordar y, en última instancia, controlar la depresión posparto.

Ya sea con un ser querido, un terapeuta o un grupo de apoyo, hablar sobre sus experiencias puede ser una herramienta poderosa en el camino hacia la curación.

Conclusión

La depresión posparto es una condición desafiante y compleja que afecta a muchas madres primerizas.

Es crucial comprender sus causas, síntomas y las diversas formas de manejarla y superarla.

El diagnóstico precoz juega un papel fundamental en el abordaje de la depresión posparto.

Reconocer los síntomas y buscar ayuda profesional no solo asegura un diagnóstico preciso, sino que también adapta un plan de tratamiento específico a las necesidades del individuo.

La terapia, los grupos de apoyo y, en algunos casos, la medicación forman parte de este tratamiento integral, ayudando en el proceso de recuperación.

Un sistema de apoyo sólido es invaluable en este viaje. Desde el apoyo emocional hasta la asistencia práctica, la presencia de familiares, amigos o grupos de apoyo proporciona comprensión y validación, reduciendo significativamente los sentimientos de aislamiento que a menudo acompañan a la depresión posparto.

Además, el autocuidado juega un papel fundamental. Priorizar el tiempo para uno mismo, practicar técnicas de reducción del estrés y centrarse en la salud física son componentes vitales para manejar la condición y ayudar a la recuperación.

Establecer expectativas realistas es una estrategia importante para navegar los desafíos de la depresión posparto.

Se trata de reconocer las nuevas realidades de la paternidad, celebrar pequeñas victorias y dejar de lado las presiones poco realistas.

Además, la comunicación abierta y el compartir las propias experiencias son empoderadores.

Expresar los sentimientos no solo ofrece una liberación emocional, sino que también fomenta las conexiones y rompe el estigma que rodea los problemas de salud mental.

En última instancia, el camino para superar la depresión posparto es multifacético.

Implica una combinación de buscar ayuda profesional, construir una red de apoyo sólida, practicar el autocuidado, establecer expectativas realistas y fomentar la comunicación abierta.

A través de estos enfoques, las personas pueden navegar las complejidades de la depresión posparto, trabajar hacia la curación y encontrar un camino hacia la recuperación, sabiendo que no están solas en este viaje.

Preguntas Frecuentes

¿Cuáles son los síntomas comunes de la depresión posparto?

Los síntomas incluyen tristeza persistente, cambios de humor severos, dificultad para establecer vínculos con el bebé, cambios en el sueño y el apetito, y sentimientos de inutilidad o culpa.

¿Cómo se puede tratar la depresión posparto?

El tratamiento a menudo incluye terapia, grupos de apoyo y, en algunos casos, medicamentos. Buscar ayuda profesional es crucial para obtener planes de tratamiento personalizados.

¿Por qué es importante el diagnóstico temprano en la depresión posparto?

El diagnóstico temprano permite una intervención rápida, evitando que la condición se agrave y reduciendo su impacto en la madre y el niño.

¿Cómo puede un sistema de apoyo ayudar a combatir la depresión posparto?

Un sistema de apoyo ofrece asistencia emocional y práctica, reduce los sentimientos de aislamiento y brinda validación, crucial para controlar la condición.

¿Qué papel juega el autocuidado en el manejo de la depresión posparto?

El autocuidado ayuda a reducir el estrés, mejorar el bienestar emocional y mantener la salud física, ofreciendo un respiro durante un momento desafiante.

¿Por qué es esencial establecer expectativas realistas para afrontar la depresión posparto?

Las expectativas realistas reducen la presión, fomentan la autoaceptación y permiten a las personas celebrar pequeñas victorias al tiempo que reconocen las nuevas realidades de la paternidad.

¿Cómo ayudan la comunicación y el compartir experiencias a combatir la depresión posparto?

La comunicación abierta proporciona liberación emocional, validación y orientación, fomenta conexiones y rompe el estigma que rodea los problemas de salud mental.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Síguenos en Google Noticias

Artículos relacionados

termoterapia

Libera Endorfinas y Combate la Depresión: La Magia de la Termoterapia

La termoterapia o «termoterapia» es el uso del calor, como saunas, baños calientes o yoga caliente, para mejorar el bienestar físico y mental. La depresión es una condición de salud …

Leer el artículo icon left
La Meditación de Atención Plena

La Meditación de Atención Plena: Cómo Superar la Depresión y la Ansiedad

La meditación de atención plena no se trata simplemente de sentarse con las piernas cruzadas.. Es una práctica que te invita a concentrarte en el momento presente sin dejar que …

Leer el artículo icon left
La Depresión

La Depresión: 22 Estrategias Efectivas de Manejarla

Vivir con depresión puede ser desafiante, afectando diversos aspectos de la vida como las relaciones, la productividad laboral y el bienestar general. Sin embargo, es importante recordar que no estás …

Leer el artículo icon left
icon top