CBD vs. THC: 7 diferencias importantes para elegir

Publicado en:
THC
En este artículo encontrarás

En los últimos años, el mundo del cannabis y sus derivados ha sufrido una importante transformación.

A medida que la percepción social de estas sustancias evoluciona y más estados y países legalizan su uso, es esencial que los consumidores tengan una clara comprensión de los dos compuestos más destacados que se encuentran en la planta de cannabis: el CBD y el THC.

Este artículo ahondará en las siete diferencias fundamentales entre el CBD (cannabidiol) y el THC (tetrahidrocannabinol), arrojando luz sobre sus distintas propiedades, efectos y beneficios potenciales.

Tanto si buscas un alivio terapéutico como un disfrute recreativo, saber elegir entre estos dos compuestos es crucial para tomar decisiones informadas sobre tu salud y bienestar.

Acompáñanos en este viaje por el mundo del CBD y el THC, y te ayudaremos a navegar por las complejidades de estos fascinantes compuestos y a descubrir cuál es el adecuado para ti.

CBD

El CBD, o cannabidiol, es uno de los muchos compuestos, conocidos como cannabinoides, que se encuentran en la planta de cannabis.

Es una sustancia química natural que ha ganado una gran atención y popularidad en los últimos años debido a sus potenciales propiedades terapéuticas.

A diferencia de su primo más famoso, el CBD no es psicoactivo, lo que significa que no produce el «subidón» típicamente asociado al consumo de cannabis.

Se cree que el CBD interactúa con el sistema endocannabinoide del cuerpo, una compleja red de receptores y neurotransmisores que desempeñan un papel crucial en la regulación de diversos procesos fisiológicos, como la percepción del dolor, el estado de ánimo, la función inmunitaria y otros.

Aunque la investigación sobre el CBD aún se encuentra en sus primeras etapas, ha demostrado ser prometedora en cuanto a sus potenciales beneficios para la salud.

Algunas de las áreas en las que se ha estudiado el CBD por sus potenciales efectos son el control del dolor, la reducción de la ansiedad y el estrés, las propiedades antiinflamatorias e incluso como terapia complementaria para determinadas afecciones médicas.

El CBD está disponible en diversas formas, como aceites, cápsulas, cremas tópicas y comestibles, lo que lo hace accesible a los consumidores que buscan sus potenciales beneficios de diferentes maneras.

Es importante tener en cuenta que la eficacia y la seguridad del CBD pueden variar en función de la fuente, la dosis y los factores individuales, por lo que es recomendable consultar con un profesional sanitario antes de utilizar el CBD para problemas de salud específicos.

THC

El THC, o tetrahidrocannabinol, es un compuesto psicoactivo que se encuentra en la planta de cannabis.

Es el principal cannabinoide responsable de los efectos intoxicantes o «subidón» asociados al consumo de cannabis.

Cuando se consume, se une a receptores específicos del cerebro y del sistema nervioso central, provocando alteraciones en la percepción, el estado de ánimo y las funciones cognitivas.

Las propiedades psicoactivas pueden inducir sentimientos de euforia, relajación, alteración de la percepción del tiempo y un mayor sentido de la percepción sensorial.

Estos efectos pueden variar en función de la variedad de cannabis, el método de consumo y la tolerancia individual.

Además de su uso recreativo, también tiene potenciales aplicaciones médicas.

Se ha estudiado su capacidad para aliviar los síntomas de enfermedades como el dolor crónico, las náuseas y los vómitos, los espasmos musculares y ciertos trastornos neurológicos.

Sin embargo, la naturaleza psicoactiva puede limitar su atractivo para algunos pacientes, lo que ha llevado al desarrollo de variedades de cannabis medicinal con niveles controlados o cannabinoides alternativos no intoxicantes como el CBD.

Es importante tener en cuenta que la legalidad varía de un lugar a otro, y su uso recreativo y médico puede estar sujeto a estrictas regulaciones y restricciones en muchas regiones.

Los usuarios deben conocer el estatus legal y los posibles riesgos asociados al consumo de THC en su zona específica.

CBD vs. THC

Aquí hay 7 diferencias clave entre el cannabidiol y el tetrahidrocannabinol, junto con explicaciones para cada una:

Psicoactividad

El CBD, o cannabidiol, y el THC, o delta-9-tetrahidrocannabinol, son dos compuestos que se encuentran en la planta de cannabis.

Sin embargo, tienen diferentes efectos en nuestro cuerpo, incluida la psicoactividad.

El THC es el principal compuesto psicoactivo del cannabis y es responsable de la sensación de «subidón» comúnmente asociada al consumo de marihuana.

Cuando el THC interactúa con los receptores del cerebro, activa el sistema endocannabinoide, lo que produce diversos efectos psicológicos y físicos.

Por otro lado, el CBD no produce efectos psicoactivos.

Se une muy débilmente, o nada en absoluto, a los receptores cannabinoides del cerebro, lo que no produce efectos intoxicantes.

En su lugar, el CBD interactúa con otros receptores, como los receptores de serotonina y vanilloide, que pueden contribuir a sus potenciales beneficios terapéuticos.

En resumen, el THC es psicoactivo y puede alterar el estado de ánimo, mientras que el CBD no es psicoactivo y no produce una sensación de «subidón».

Legalidad

La legalidad del CBD y del THC difiere en función de diversos factores, como el país, el estado y las leyes locales.

Sin embargo, se pueden observar algunas diferencias generales:

  • CBD:
    En muchas partes del mundo, incluidos la mayoría de los estados de Estados Unidos, el CBD derivado del cáñamo industrial con menos del 0,3% de THC está permitido por ley.
    Puede estar disponible para su compra sin receta ni restricciones legales específicas, ya sea como suplemento dietético o en diversas formas, como aceites, tinturas, productos tópicos y comestibles.
    Sin embargo, la normativa puede variar, por lo que es importante consultar las leyes locales.
  • THC:
    Debido a su naturaleza psicoactiva, suele estar sujeto a controles y regulaciones más estrictos.
    En muchos lugares, está clasificado como sustancia controlada y es ilegal cuando no se utiliza para fines médicos.
    Existen excepciones en algunas jurisdicciones donde el uso para fines recreativos o médicos puede estar legalizado, regulado o despenalizado en diversos grados.

Es importante tener en cuenta que las leyes que rodean ambos están en constante evolución, por lo que es aconsejable consultar las leyes locales o a profesionales del derecho para comprender las regulaciones específicas de su zona.

Beneficios potenciales para la salud

Los dos tienen diferentes beneficios potenciales para la salud debido a sus interacciones con el sistema endocannabinoide de nuestro cuerpo.

Aquí hay una comparación de sus potenciales efectos para la salud:

CBD:

  • Propiedades antiinflamatorias:
    Se ha demostrado que el CBD tiene propiedades antiinflamatorias, lo que podría reducir la inflamación en afecciones como la artritis, la enfermedad inflamatoria intestinal y otras afecciones inflamatorias.
  • Gestión del dolor:
    El CBD puede ayudar a controlar el dolor al interactuar con los receptores involucrados en la percepción del dolor.
  • Reducción de la ansiedad y el estrés:
    El CBD puede tener propiedades ansiolíticas, lo que podría aliviar los síntomas de la ansiedad y el estrés.
  • Efectos neuroprotectores:
    Los estudios sugieren que el CBD puede tener propiedades neuro protectoras, lo que podría beneficiar afecciones como la epilepsia y las enfermedades neurodegenerativas.
  • Potencial para reducir el acné:
    Las propiedades antiinflamatorias del CBD pueden ayudar a reducir la inflamación relacionada con el acné.

THC:

  • Alivio del dolor:
    Las propiedades analgésicas pueden ayudar a controlar las afecciones de dolor crónico.
  • Reducción de las náuseas y los vómitos:
    Se ha utilizado para ayudar a aliviar las náuseas y los vómitos inducidos por la quimioterapia.
  • Aumento del apetito:
    Puede estimular el apetito, lo que puede ser beneficioso para las personas con trastornos alimentarios o que se someten a tratamientos que causan pérdida del apetito.
  • Control del espasmo muscular y la espasticidad:
    Ha demostrado ser eficaz para reducir la espasticidad y los espasmos musculares, especialmente en afecciones como la esclerosis múltiple.
  • Ayuda para dormir:
    Puede tener efectos sedantes, lo que puede ayudar a las personas con trastornos del sueño.

Es importante tener en cuenta que se necesita más investigación y el uso médico varía según la afección específica, la dosis y los factores individuales.

Se recomienda consultar con un profesional de la salud para explorar los posibles beneficios para la salud y el uso adecuado.

Efectos secundarios

Las diferencias entre el cannabidiol y el tetrahidrocannabinol en cuanto a los efectos secundarios son significativas y pueden tener un impacto notable en la forma en que estos compuestos se perciben y utilizan.

A continuación, se presenta una comparación de los efectos secundarios asociados a cada uno de ellos:

Efectos secundarios del CBD:

  • Leves y bien tolerados:
    El CBD suele ser bien tolerado por la mayoría de las personas y los efectos secundarios suelen ser leves e infrecuentes.
  • Efectos secundarios comunes:
    Los efectos secundarios más comunes del CBD son la sequedad de boca, la somnolencia, los cambios en el apetito (aumento o disminución) y la diarrea.
  • Efectos secundarios raros y graves:
    Los efectos secundarios graves del CBD son excepcionalmente raros. Sin embargo, en algunos casos, puede interactuar con ciertos medicamentos, afectando a su metabolismo en el hígado.

Efectos secundarios del THC:

  • Efectos psicoactivos:
    Es el principal responsable de los efectos psicoactivos asociados al consumo de cannabis. Esto puede provocar diversos efectos secundarios psicológicos y físicos.
  • Efectos psicológicos:
    Puede causar ansiedad, paranoia y deterioro de la memoria y la cognición, especialmente en dosis altas o cuando lo utilizan personas sensibles a sus efectos.
  • Efectos físicos:
    Otros efectos secundarios físicos pueden ser aumento de la frecuencia cardíaca, ojos rojos, sequedad de boca y deterioro de la coordinación motora.
  • Dependencia y abstinencia:
    Tiene el potencial de crear tolerancia, dependencia y síntomas de abstinencia, especialmente con un uso frecuente y abundante.
    Los síntomas de abstinencia pueden incluir irritabilidad, trastornos del sueño y cambios de humor.

Es importante tener en cuenta que los efectos secundarios se deben principalmente a sus propiedades psicoactivas.

En cambio, el CBD no es psicoactivo y no produce los mismos deterioros cognitivos ni intoxicación.

Esta diferencia fundamental hace que el CBD sea una opción más atractiva para las personas que buscan los posibles beneficios terapéuticos del cannabis sin el riesgo de experimentar efectos psicoactivos no deseados o la posibilidad de dependencia.

En última instancia, al considerar el uso de estos compuestos, las personas deben ser conscientes de las diferencias en los efectos secundarios y elegir el que se ajuste a sus objetivos y preocupaciones de salud específicos.

Fuente y variabilidad

La fuente y la variabilidad del cannabidiol y el tetrahidrocannabinol difieren significativamente, y es importante comprender estas distinciones al considerar su uso.

Aquí se presenta una comparación en términos de su fuente y variabilidad:

Fuente y variabilidad del CBD:

  • Fuente:
    El CBD se encuentra tanto en las plantas de cáñamo como de marihuana, pero es más abundante en el cáñamo.
    El cáñamo es una variedad de cannabis con bajo contenido de THC (normalmente menos del 0,3%) y una mayor concentración de CBD. Debido a la definición legal del cáñamo en muchos lugares, los productos de CBD derivados del cáñamo están más ampliamente disponibles.
  • Variabilidad:
    El contenido de CBD en los productos puede variar en función de factores como la variedad de cáñamo o marihuana utilizada, los métodos de cultivo y extracción y la formulación del producto.
    Sin embargo, muchos productos de CBD de alta calidad se someten a procesos de extracción estandarizados para garantizar un contenido de CBD consistente y preciso.

Fuente y variabilidad del THC:

  • Fuente:
    El THC se encuentra principalmente en las plantas de marihuana, que son una variedad diferente de cannabis.
    A diferencia del cáñamo, la marihuana suele tener un mayor contenido de THC, que puede oscilar entre el 5% y más del 30% en algunas variedades de alta potencia.
  • Variabilidad:
    La variabilidad del contenido de THC en los productos de cannabis es sustancial.
    Diferentes variedades de marihuana pueden contener niveles de THC muy diferentes, lo que da lugar a variaciones en los efectos producidos cuando se consumen.
    Esta amplia gama de potencia puede dificultar a los usuarios predecir los efectos psicoactivos que experimentarán.

En resumen, la principal diferencia en cuanto a la fuente y la variabilidad entre el CBD y el THC radica en los tipos de plantas de cannabis de las que se derivan.
El CBD se obtiene más comúnmente del cáñamo, que se distingue legalmente de la marihuana por su bajo contenido de THC.
Esta distinción hace que los productos de CBD sean más accesibles y permite un contenido de CBD más estandarizado.
Por otro lado, el THC se obtiene principalmente de la marihuana, que puede presentar una gama significativa de potencias de THC, lo que da lugar a variaciones en los efectos psicoactivos asociados a las diferentes variedades.

Comprender estas diferencias es crucial para los consumidores, ya que les ayuda a elegir el producto y la variedad adecuados que se ajusten a sus necesidades específicas y a los efectos deseados.

Pruebas de drogas

La diferencia entre el CBD (cannabidiol) y el THC (tetrahidrocannabinol) en cuanto a las pruebas de drogas es una consideración fundamental para las personas sujetas a exámenes de detección de drogas, como en el ámbito laboral o legal. Aquí hay una comparación del CBD y el THC con respecto a las pruebas de drogas:

CBD y pruebas de drogas:

  • Productos de CBD puro:
    Los productos de CBD puro no deben contener THC o contener solo cantidades mínimas (menos del 0,3%), que es el límite legal en muchos lugares.
    Como resultado, es poco probable que el uso de productos de CBD puro dé lugar a un resultado positivo en una prueba de drogas para el THC.
  • CBD de espectro completo:
    Algunos productos de CBD de espectro completo pueden contener cantidades mínimas de THC.
    Aunque estas cantidades suelen ser insuficientes para producir efectos psicoactivos, es posible que se acumulen con el uso frecuente y provoquen un resultado positivo en una prueba de drogas.
  • CBD aislado:
    Los productos de CBD aislado contienen CBD puro y no deben contener THC. El uso de productos de CBD aislado es la opción más segura para las personas preocupadas por las pruebas de drogas.

THC y pruebas de drogas:

  • Posibilidad de resultados positivos:
    El consumo de THC, incluso en pequeñas cantidades, puede dar lugar a resultados positivos en las pruebas de drogas para el THC. Esta es una preocupación importante, especialmente en profesiones o situaciones en las que se requieren pruebas de drogas.
  • Ventanas de detección:
    El THC puede ser detectado en las pruebas de drogas durante diferentes períodos de tiempo, en función de factores como el tipo de prueba (orina, sangre, cabello, etc.) y el metabolismo de la persona.
    Puede seguir siendo detectable durante varios días o semanas después del consumo.
  • Consideraciones legales:
    En las regiones donde el consumo de THC es legal para fines recreativos o médicos, los empleadores y las autoridades pueden tener políticas o umbrales específicos para lo que constituye un resultado positivo en una prueba de drogas.

Es fundamental que las personas sean conscientes del contenido de CBD y THC de los productos que utilizan, especialmente cuando las pruebas de drogas son una preocupación.
Si está sujeto a pruebas de drogas y quiere evitar posibles problemas, considere usar productos de CBD aislado puro o consulte con su empleador o la organización que realiza la prueba de drogas para comprender sus políticas específicas con respecto al CBD y el THC.

Recuerde que la situación legal del CBD y el THC puede variar según la ubicación, y las normas y los umbrales para las pruebas de drogas también pueden ser diferentes, por lo que es crucial mantenerse informado sobre las normas y regulaciones de su zona específica.

Tolerancia y dependencia

La diferencia entre el CBD (cannabidiol) y el THC (tetrahidrocannabinol) en cuanto a la tolerancia y la dependencia es un factor crucial a considerar, especialmente para las personas que utilizan estos compuestos con fines recreativos o terapéuticos.

A continuación, se presenta una comparación del CBD y el THC en términos de su potencial de tolerancia y dependencia:

CBD y tolerancia/dependencia:

  • No intoxicante:
    El CBD no es intoxicante y no produce un «subidón».
    No produce el mismo nivel de euforia y deterioro cognitivo que el THC.
  • Tolerancia:
    El CBD no suele asociarse con el desarrollo de tolerancia.
    Esto significa que los usuarios no necesitan aumentar continuamente su dosis de CBD para lograr los mismos efectos.
  • Dependencia:
    El CBD no se considera adictivo y no produce dependencia física ni psicológica.
    Es poco probable que los usuarios experimenten síntomas de abstinencia cuando dejan de consumir CBD.

THC y tolerancia/dependencia:

  • Efectos psicoactivos:
    El THC es el principal compuesto psicoactivo del cannabis, responsable de la euforia y el estado mental alterado asociados al consumo de cannabis.
  • Tolerancia:
    El THC puede provocar el desarrollo de tolerancia, lo que significa que, con el tiempo, los usuarios habituales pueden necesitar dosis más altas para lograr los mismos efectos.
    Esto puede aumentar el riesgo de sobreconsumo y sus efectos secundarios asociados.
  • Dependencia:
    El THC tiene el potencial de causar dependencia tanto psicológica como física, especialmente con un consumo frecuente y abundante.
    Algunas personas pueden desarrollar una dependencia del THC para experimentar efectos placenteros o para afrontar el estrés.
    Cuando se interrumpe bruscamente el consumo de THC, pueden aparecer síntomas de abstinencia como irritabilidad, trastornos del sueño y cambios de humor.

La diferencia clave en términos de tolerancia y dependencia radica en la naturaleza psicoactiva del THC.

Mientras que el CBD no es intoxicante y no produce los mismos efectos eufóricos, la tolerancia o la dependencia, las propiedades psicoactivas del THC pueden provocar estos problemas en algunas personas.

Las personas que consumen THC con fines recreativos o terapéuticos deben ser conscientes de sus patrones de consumo y de los posibles riesgos de tolerancia y dependencia.

Para quienes deseen evitar estos problemas, el CBD suele considerarse una opción más adecuada debido a su naturaleza no intoxicante y a su menor riesgo de desarrollar tolerancia o dependencia.

En última instancia, al considerar el uso de estos compuestos, las personas deben ser conscientes de las diferencias en los efectos secundarios y elegir el que se ajuste a sus objetivos y preocupaciones de salud específicos.

Si tiene alguna condición médica o está tomando medicamentos, es recomendable consultar con un profesional de la salud antes de usar CBD o THC para asegurarse de que el enfoque más adecuado y seguro para su bienestar.

Conclusión

Las diferencias entre el CBD (cannabidiol) y el THC (tetrahidrocannabinol) son significativas y multifacéticas, y abarcan una gama de factores que influyen en sus efectos y aplicaciones.

Estas diferencias son vitales para las personas que buscan tomar decisiones informadas sobre el uso de estos compuestos con fines recreativos o terapéuticos.

El CBD destaca por su naturaleza no psicoactiva, lo que lo convierte en una opción atractiva para quienes desean explorar los posibles beneficios para la salud sin experimentar un «subidón».

Sus efectos secundarios generalmente bien tolerados y el limitado potencial de tolerancia o dependencia lo convierten en una opción más segura para muchos usuarios.

Además, los productos de CBD puro no deberían dar lugar a resultados positivos en las pruebas de drogas relacionadas con el THC, aunque se recomienda precaución al utilizar productos de espectro completo que puedan contener trazas de THC.

Por el contrario, las propiedades psicoactivas del THC son la base de su atractivo recreativo.

Sin embargo, estas propiedades también pueden provocar efectos secundarios psicológicos y físicos no deseados.

Además, su potencial de tolerancia y dependencia, así como el riesgo de obtener resultados positivos en las pruebas de drogas, subrayan la necesidad de un consumo responsable y consciente.

Comprender la fuente y la variabilidad de estos compuestos, así como su situación legal, es esencial a la hora de elegir entre ellos.

Ya sea que se obtenga del cáñamo o de la marihuana, el contenido de CBD en los productos puede variar, mientras que la potencia del THC puede variar significativamente entre diferentes cepas.

Las consideraciones legales pueden complicar aún más la elección, ya que la legalidad del CBD suele ser más amplia que la del THC.

En el contexto de las pruebas de drogas, los usuarios deben ser conscientes de que los productos de CBD puro tienen menos probabilidades de desencadenar resultados positivos, mientras que incluso el consumo de pequeñas cantidades de THC puede conducir a tales resultados.

Para aquellos preocupados por la tolerancia y la dependencia, el CBD se considera generalmente una opción más segura.

En última instancia, la decisión entre CBD y THC depende de las necesidades y objetivos individuales.

Es crucial evaluar sus circunstancias específicas, tener en cuenta las regulaciones legales y consultar con profesionales de la salud cuando sea necesario para garantizar un uso responsable e informado de estos compuestos.

Al considerar las diferencias y las posibles implicaciones del CBD y el THC, las personas pueden tomar decisiones que se ajusten a su bienestar y preferencias personales.

Preguntas Frecuentes

¿Cuál es la principal diferencia entre el CBD y el THC?

El CBD es no psicoactivo, mientras que el THC es psicoactivo y responsable del «subidón» asociado al consumo de cannabis.

¿Son legales el CBD y el THC en todas partes?

La situación legal varía según el lugar. El CBD suele ser legal si se deriva del cáñamo, mientras que la legalidad del THC depende de la jurisdicción.

¿Tienen el CBD y el THC posibles beneficios para la salud?

Sí, ambos tienen potenciales propiedades terapéuticas, pero el CBD se utiliza más comúnmente por sus efectos no intoxicantes.

¿Pueden el CBD o el THC aparecer en una prueba de drogas?

Es poco probable que los productos de CBD puro desencadenan una prueba de THC positiva, mientras que el consumo de THC puede provocar resultados positivos.

¿Es la tolerancia y la dependencia una preocupación con el CBD y el THC?

El CBD no está asociado a la tolerancia ni a la dependencia. El THC puede provocar tanto dependencia psicológica como física.

¿Puedo usar CBD sin experimentar un «subidón»?

Sí, el CBD no es psicoactivo y no produce un «subidón».

¿Cómo elijo entre el CBD y el THC para mis necesidades?

Tenga en cuenta sus objetivos, los efectos deseados y las regulaciones locales. Consulte con un profesional de la salud para obtener orientación personalizada.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 4 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Síguenos en Google Noticias

Artículos relacionados

¿Cuáles son los Diferentes modos de absorción del CBD?

¿Cuáles son los distintos modos de absorción del CBD?

El CBD, abreviatura de cannabidiol, ha revolucionado el mundo del bienestar gracias a sus posibles beneficios, que van desde el alivio del dolor hasta la reducción de la ansiedad. Pero, …

Leer el artículo icon left
¿Debería usar productos de CBD en mi piel? l Salud Verde

¿Debería usar productos de CBD en mi piel?

El CBD ha surgido rápidamente como un ingrediente estrella en el mundo del cuidado de la piel. Puedes usar productos para el cuidado de la piel, pero no obtendrás el …

Leer el artículo icon left
3 Factores para La Absorción del CBD a través de la piel

3 Factores clave para La Absorción del CBD a través de la piel

¿Alguna vez te has preguntado cómo funciona la magia del CBD cuando se aplica a tu piel? ¡Estás en el lugar correcto! Descubre el fascinante mundo de la absorción del …

Leer el artículo icon left
icon top